Noticias 

© SEMFYTC | 31/05/2017 | Campaña contra el tabaco

El tabaco representa uno de los mayores riesgos para sufrir un ictus entre millones de fumadores

Según la Organización Mundial de la Salud existen más de mil millones de fumadores alrededor del mundo y aproximadamente la mitad muere a causa del tabaco. En España, la cifra de muertes anuales por causa de este producto asciende a 60.000.

31/05/2017 | Madrid

Según estudios realizados existe una relación entre fumar aumenta y mayor riesgo de accidente cerebrovascular (ictus), debido a la nicotina, gases oxidantes y monóxido de carbono que forman parte de los componentes químicos del tabaco. Pero no solo los fumadores activos están en riesgo de sufrir un ictus, sino también las personas que se encuentran expuestas al humo de tabaco o, también llamado, “humo ajeno”. Así pues, convivir o permanecer alrededor de alguien que fuma puede traer las mismas consecuencias que fumar.

Según Infosalus, 17 millones de personas alrededor del mundo han sufrido un ictus. Alrededor del 45% de los afectados desarrollará una discapacidad. Anualmente se dan alrededor de 120.000 casos nuevos de ictus en España que, en gran proporción, se relacionan con los malos hábitos como fumar.

 

Los beneficios que trae dejar el tabaco

Varios estudios han demostrado que dejar de fumar reduce el riesgo de tener un accidente cerebrovascular. Según la Fundació Ictus, así mejora nuestro organismo cuando dejamos de fumar:

  • A los 20 minutos la presión arterial y la frecuencia cardíaca vuelven a su nivel normal.

  • Tras 8 horas el oxígeno tiene los niveles adecuados para el cuerpo.

  • Pasadas las 72 horas, los pulmones aumentan de volumen, lo que mejora la respiración, el sentido del gusto y el olfato.

  • A las 12 semanas mejora la circulación sanguínea y el funcionamiento de los pulmones.

  • Hacia los 9 meses es más notable la recuperación: la tos, la congestión y la sensación de falta de oxígeno se reducen.

  • Después de 5 años sin fumar, se reduce un 50% el riesgo de sufrir cáncer de pulmón y otras enfermedades. A los 10 años el riesgo es el de una persona que nunca ha fumado. Después de 15 años el riesgo de una enfermedad vascular se reduce hasta llegar a ser igual al de una persona que nunca ha fumado.

 

Día mundial sin tabaco

De acuerdo con lo anterior, y teniendo en cuenta que este 31 de mayo es el día mundial sin tabaco, en FEDACE queremos recordar que evitar el consumo de tabaco es una medida muy importante para prevenir el ictus. Unida a esta, mantener una vida activa, sin estrés y una alimentación equilibrada en la que el consumo de alcohol sea muy reducido; son otras de las acciones que podemos realizar para evitar los accidentes cerebrovasculares y sus consecuencias en forma de Daño Cerebral Adquirido. Cabe recordar que el ictus es la primera causa de DCA, causando 99.284 de los 104.071 nuevos casos anuales de esta discapacidad.

Aunque el ictus afecta principalmente a los mayores de 65 años, ya es una enfermedad que puede ocurrirle a cualquiera, tanto por factores genéticos como los relacionados con la vida poco saludable; por ejemplo, el tabaco: Entre los años 2002 y 2012 la incidencia del ictus en los menores de 64 años creció de forma significativa, en especial a partir de los 35 años.

Archivada en:
El Daño Cerebral > Ictus, primera causa de Daño Cerebral > Prevención del ictus

diep.io unblocked