Tramitar ley de dependencia

¿Quién puede beneficiarse de las ayudas contempladas en la ley?

Para ser considerado beneficiario, es necesario:

  • Tener la nacionalidad española.
  • Residir en territorio español y haberlo hecho durante 5 años, de los cuales 2 deben de ser inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud.
  • Ser declarado “dependiente” por el órgano evaluador de la Comunidad Autónoma correspondiente.

¿Cuándo se considera que una persona es dependiente?

Se entiende que una persona es “dependiente” funcional cuando precisa ayuda de otra para realizar actividades cotidianas como caminar, bañarse, vestirse, asearse, comer, realizar transacciones, preparar comidas o administrar sus medicamentos, por ejemplo. Dependencia no es lo mismo que discapacidad por lo que la solicitud del certificado de discapacidad y la valoración del grado de dependencia son trámites que no tienen nada que ver.

La Ley contempla tres grados de dependencia:

  1. Moderada: se necesita ayuda para realizar actividades de la vida diaria al menos una vez al día.
  2. Severa: la persona necesita ayuda para realizar actividades de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador.
  3. Gran dependencia: la persona necesita apoyo para realizar actividades de la vida diaria varias veces al día y tiene necesidades de apoyo continuas.

El proceso de valoración

Cada Comunidad Autónoma establece un órgano de valoración que será responsable de emitir un dictamen sobre el grado y el nivel de dependencia de las personas que lo tramiten. La valoración, por lo general, se hace en el hogar del solicitante y analiza informes de salud, ayudas técnicas que necesita, el entorno en el que desarrolla su vida y las condiciones de la persona solicitante. Si una persona ya tiene reconocida la situación de gran invalidez por incapacidad permanente ya se considera en situación de dependencia.

La solicitud de valoración se pude tramitar en cualquier momento. El IMSERSO ha puesto a disposición una web en la que localizar puntos de información para iniciar el proceso. 

Una vez realizada la valoración y determinado el grado de dependencia, se emitirá una resolución con el mismo y se procederá a elaborar un Plan Individual de Atención (PIA) para la persona interesada. El PIA determina las intervenciones más adecuadas a las necesidades de la persona, de entre los servicios y prestaciones económicas previstas en la resolución para su grado de dependencia. El solicitante podrá elegir entre las modalidades de intervención más adecuadas para su caso.

¿De qué servicios se puede beneficiar una persona declarada dependiente?

  • Servicios de prevención de situaciones de dependencia.
  • Servicios de promoción de la autonomía personal.
  • Servicio de teleasistencia.
  • Servicio de ayuda a domicilio.
  • Servicio de Centro de Día y Noche.
  • Servicio de atención residencial.

¿De qué prestaciones económicas se pueden beneficiar las personas dependientes?

  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales.
  • Prestación económica vinculada al servicio asignado, cuando no sea posible el acceso a un servicio público o concertado.
  • Prestación económica para la contratación de un asistente personal que facilite la realización de las actividades de la vida diaria.