Noticias 

© Pixabay | 22/06/2017 | Evitar golpes de calor evitar ictus

5 consejos para no sufrir un golpe de calor

El calor es el protagonista del verano. Perfecto para ir a la playa o para los que ya estaban aburridos del frío, puede transformar nuestras vacaciones: Protégete de un golpe de calor y recuerda que las personas que han pasado por un ictus son las más susceptibles de sufrir estos episodios.

22/06/2017 | Madrid

Los golpes de calor son un aumento de la temperatura corporal y se presentan cuando una persona está expuesta mucho tiempo al calor, sin que esto signifique estar bajo el sol. Cuando esto pasa y no estamos lo suficientemente hidratados nuestro cuerpo falla y no regula adecuadamente su temperatura, lo que hace que ésta se eleve hacia los 40ºC .

A menos que tengas planeado visitar lugares con temperaturas muy bajas y que no estén en verano durante estos meses, puedes estar expuesto a un golpe de calor. Es cierto que si se toman precauciones suficientes no hay mucho que temer. Sin embargo, si eres un adulto mayor o has padecido, o tienes riesgo de padecer, alguna enfermedad cerebrovascular entonces eres más susceptible de sufrir un golpe de calor porque, en estos casos, el cuerpo no tiene la misma capacidad de regular la temperatura del cuerpo. Además, debes saber que el calor facilita que se produzcan enfermedades cerebrovasculares, no dejes que te afecte ni que intensifique las secuelas de un ictus.

¿Cómo sé que estoy ante un golpe de calor?


Si tienes fuertes dolores de cabeza, estás de mal humor, tienes náuseas, la boca seca, una excesiva sudoración o vas poco al baño, seguramente estás teniendo un golpe de calor. ¡Cuidado! No dejes pasar el tiempo y llama a urgencias o ve al hospital más  cercano. No te arriesgues, ten en cuenta que en los casos más graves puede haber pérdida de conocimiento o incluso coma.

Cómo prevenir un golpe de calor

  • Descansa un poco: Por algún motivo, la siesta es la costumbre española más imitada en el resto del mundo. Descansa en los momentos de más calor: evita hacer ejercicio en las horas del día de temperaturas más altas; por lo general, entre las 12.00h y las 18.00h. Una actividad física intensa en ese horario podría causarte una fuerte deshidratación.
  • Come ligero: Aprovecha que la amplia gastronomía española cuenta con comida estacionaria. Busca alimentos frescos y de temporada. Verduras, ensaladas y frutas son tus aliadas para disfrutar comidas ligeras y frías.
  • Bebe,  pero no alcohol: Toma al menos dos litros de agua durante el día y no esperes a estar sediento para hacerlo. Estar bien hidratado hará que lo pases muy bien en tus vacaciones sin riesgo de golpes de calor.
  • Ligera, clara y cómoda. Que así sea tu ropa: Aprovecha para vestir ropa ligera y preferiblemente de colores claros, incluso cuando estés haciendo ejercicio. Las telas transpirarán mejor y estarás mucho más fresco.
  • Actividades físicas recomendadas: Ahora que tienes un poco más de tiempo libre, puedes disfrutar de la playa, de la piscina o incluso de practicar montañismo. Recuerda no abusar de la exposición al sol,  usar protector solar y tomar mucha agua.

Siguiendo estas recomendaciones es muy fácil evitar un golpe de calor. No pases un mal rato. El calor es tu amigo o puede ser todo lo contrario. Tú decides.
 

Archivada en: