Noticias 

© Fundación ONCE | 30/01/2017 | Portada Estudio Daño Cerebral e Inserción Laboral

Publicamos el Estudio sobre Daño Cerebral e Inserción Laboral completo

El estudio elaborado por la Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo, disponible para descarga en nuestra web. El 72,64% de las personas con Daño Cerebral Adquirido tienen especial dificultad para volver a trabajar debido a su discapacidad.

30/01/2017 | Madrid

El pasado diciembre la Fundación ONCE presentó junto al IMSERSO, el CEADAC y FEDACE el Estudio sobre Daño Cerebral e inserción laboral; documento elaborado con el apoyo de Fondos Europeos. El estudio se desarrolló a través de encuestas a 400 personas con daño cerebral, 24 entrevistas en profundidad y 3 grupos de discusión; además del previo análisis de fuentes secundarias. Las personas con Daño Cerebral Adquirido en edad laboral en España ascienden a 80.224 y, según los resultados del trabajo realizado, el 42,8% se encuentra jubilada o prejubilada por incapacidad para trabajar; el 23% está buscando trabajo y el 13,5% trabaja. a edad resulta un factor importante en la actividad laboral: el 61,97% de las personas de 16 a 32 años con DCA encuestadas se encuentran activas, mientras que sólo el 14,56% de las mayores de 50 años están trabajando o buscando empleo. Por otra parte, el tipo de lesión parece ser un condicionante de la actividad laboral.

La versión completa del estudio se puede descargar en la web de FEDACE. Las conclusiones del documento destacan la importancia de contar con una rehabilitación especializada y focalizada en la incorporación o reincorporación laboral, teniendo en cuenta todas las circunstancias particulares que puedan rodear a cada caso. Y es que tras una lesión cerebral se advierte una precarización del empleo y de sus condiciones, agravadas con la dificultad de encontrar trabajo por falta de ayuda especializada para ello. La mayoría de las personas con DCA en edad laboral percibe que su calidad de vida se ha deteriorado a partir de la lesión.

El documento concluye con las siguientes propuestas para la inserción laboral:

  • Iniciar la rehabilitación ocupacional en las primeras ocho semanas de lesión. De cara a la inserción laboral resultará importante recoger información sobre este dato.
  • Habilitar controles especiales contra el riesgo de fracaso antes de la inserción, ya que se trata de poblaciones tendentes a no arriesgar. El acercamiento a la actividad laboral de la población con DCA requiere una actitud positiva, pero realista.
  • Proveer un despliegue de recursos amplio e interdisciplinar, para el regreso a la actividad laboral, incluyendo apoyos del entorno más cercano (familia, hogar).
  • Priorizar el regreso a la empresa en la que se trabajó antes de la lesión, únicamente en los casos en los que la persona no lo interprete de manera negativa, como una pérdida de imagen o autoridad.
  • Dimensionar la exigencia del puesto a las capacidades funcionales, en cuestiones relacionadas con tipo de puesto e intensidad de la actividad. En cualquier caso, el acceso a la actividad deberá ser temprano y progresivo.
  • En relación con lo anterior, habilitar resortes legales que faciliten un acercamiento “previo” a la actividad laboral, sin vincular contractualmente a la empresa, pero eliminando dificultades legales.

Es posible consultar el documento completo en el siguiente enlace.

 

Archivada en:
El Daño Cerebral Adquirido (DCA) > El DCA en cifras
Servicios y Proyectos > Programas | Proyectos | Servicios Actuales > Intervención comunitaria > Estudio situación y necesidades de las personas con DCA en España