Noticias 

© FEDACE | 24/01/2018 | Voluntario con DCA en charlas de prevención vial

“Conduce tu vida”: Historias en primera persona para prevenir el Daño Cerebral Adquirido.

Julio y Julián son dos personas con Daño Cerebral Adquirido. Sus testimonios sirven a jóvenes y adolescentes para evitar los accidentes de tráfico y sus consecuencias en forma de Daño Cerebral Adquirido.

En 2017, 70 voluntarios y voluntarias con Daño Cerebral Adquirido compartieron su historia con más de 11.000 personas para promover valores de conducción segura y evitar el DCA.

FEDACE ha producido dos vídeos de apoyo a estas charlas, con el protagonismo de las personas con Daño Cerebral Adquirido voluntarias en este proyecto financiado por la Dirección General de Tráfico.

24/01/2018 | Madrid

De un cerebro roto nace un nuevo proyecto de vida. Eso lo saben Julio, de la asociación APANEFA, en Madrid; y Julián, de DACE Sevilla. Ambos vivieron experiencias similares que desembocaron en Daño Cerebral Adquirido: un accidente de tráfico, un traumatismo craneoencefálico y sus consecuencias en forma de dependencia. Tras el impacto inicial, superar un proceso de rehabilitación y aprender a vivir con secuelas diversas; llegó un momento en el que reconstruir un proyecto de vida para el futuro. Muchas personas con DCA deciden dedicar su tiempo a prevenir nuevos casos de esta discapacidad, que cada año impacta en más de 104.000 familias aun cuando se estima que el 80% de los casos son evitables: los ictus a través de la vida saludable y los traumatismos craneoencefálicos siguiendo normas básicas de seguridad, tanto en el ámbito vial como en el laboral y el doméstico.

Julio y Julián son parte de los 70 voluntarios y voluntarias que participan en charlas de prevención del Daño Cerebral Adquirido por accidente de tráfico. Este año, además, son protagonistas de Conduce tu vida¸ dos vídeos de prevención vial que apoyan la labor realizada por las entidades federadas. Cada año, las asociaciones de FEDACE imparten más de 300 charlas a 11.000 personas, principalmente en colegios e institutos. A estas charlas acuden un profesional de la asociación y una persona con Daño Cerebral Adquirido voluntaria; que comparte su experiencia del accidente de tráfico y el daño cerebral posterior tras una explicación en detalle por parte del profesional de lo que es el daño cerebral.

El proyecto es posible gracias a la colaboración de la Dirección General de Tráfico pero, de forma esencial, gracias a la participación de las personas con Daño Cerebral Adquirido, dispuestas a dar su tiempo para sensibilizar a los más jóvenes. «Mi familia sufrió mucho, y no quiero que nadie más vuelva a sufrir así», cuenta Julián mientras que, por su parte, Julio destaca: «No he podido disfrutar de la infancia de mis hijos». Son motivos de sobra para evitar el Daño Cerebral Adquirido y aportar el valor de su testimonio en este programa que anima a los jóvenes a conducir su vida y mantener el control de su proyecto vital. El objetivo: que el Daño Cerebral Adquirido no irrumpa para romperlo.

 

Archivada en:
Servicios y Proyectos > Programas | Proyectos | Servicios Actuales > Intervención comunitaria > Prevención vial