Noticias 

© FEDACE | 29/10/2018 | Luciano Fernández, Alberto Durán y Mar Barbero, posan haciendo el gesto del DCA.

La Federación Española de Daño Cerebral celebra el Día Nacional del DCA en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social con una jornada sobre inclusión laboral

La Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE) ha celebrado el Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido (DCA) este viernes, 26 de octubre, con una jornada sobre inclusión laboral, en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

  • Mª Teresa Fernández, Consejera Técnica del Real Patronato sobre la Discapacidad, leyó el Manifiesto del DCA, donde se reclama una estrategia nacional para garantizar la calidad de vida de las personas con daño cerebral y sus familias.
  • Durante la jornada se presentó la “Guía Metodológica de Intervención y Buenas Prácticas para la Inclusión Sociolaboral de las personas con DCA”. La guía se ha realizado conjuntamente entre el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y la Federación de Daño Cerebral (FEDACE).

29/10/2018 | Madrid

La Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE) ha celebrado el Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido (DCA) este viernes, 26 de octubre, con una jornada sobre inclusión laboral, en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

El acto ha contado con representantes del movimiento asociativo del DCA, encabezados por su presidente, D. Luciano Fernández, y con la Consejera Técnica del Real Patronato sobre la Discapacidad, Dña. Mª Teresa Fernández, quien ha sido la encargada de leer el Manifiesto del Día del Daño Cerebral Adquirido.

Además, también han asistido a este encuentro personalidades del colectivo de la discapacidad, como el vicepresidente ejecutivo de Fundación Once y secretario general del Cermi, Alberto Durán; Luis Alonso, gerente del Cermi; Nel González Zapico, presidente de la Confederación de Salud Mental de España y Javier Rebollo, subdirector de la Dirección General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, junto a su compañera, Belén Iglesias.

Tampoco se han querido perder este acto, ni la proyección del nuevo vídeo del DCA, representantes del mundo sanitario, académico, así como de otros ministerios.

La necesidad de impulsar una estrategia nacional de Atención al Daño Cerebral Adquirido, un código diagnóstico al alta hospitalaria, un censo de personas con DCA para dimensionar de forma adecuada los recursos necesarios para el colectivo y garantizar la continuidad asistencial y la coordinación sociosanitaria, son esenciales para alcanzar niveles de calidad de vida e inclusión social suficientes para las personas con daño cerebral y sus familias. «Una Estrategia Nacional de Atención al DCA permitirá poner en marcha estas medidas de forma coordinada entre todas las Administraciones implicadas en la atención al colectivo», ha recordado D. Luciano Fernández.

Según el presidente de FEDACE: «Las familias se ven desamparadas ante el daño cerebral cuando han de ser parte beneficiaria de un proceso de atención especializado. Creemos que se debe crear la categoría diagnóstica Daño Cerebral Adquirido que ponga en marcha este proceso al alta hospitalaria». Estas reivindicaciones pretenden garantizar la máxima calidad de vida posible a las personas con DCA, un colectivo compuesto por más de 420.000 personas en toda España.

 

Durante esta jornada se ha presentado también la “Guía Metodológica de Intervención y Buenas Prácticas para la Inclusión Sociolaboral de las personas con DCA”, que se ha realizado conjuntamente entre el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y FEDACE.

Martha Quezada, investigadora social de la consultora Intersocial, ha sido la encargada de presentar la guía junto a la directora de FEDACE, Mar Barbero. A continuación, se ha abierto una mesa redonda, moderada por Raquel Montes, coordinadora de la publicación, Itziar Sanz, responsable de proyectos y coordinadora de formación y empleo de ADACE Castilla La Mancha; Beatriz Fernández, coordinadora del programa laboral y ocupacional de ADACEA Alicante; y Noelia Parente, educadora social y coordinadora del servicio de atención diurna ocupacional de SARELA (Galicia).

El final de la jornada ha contado con los emocionados testimonios de dos personas con daño cerebral: Raquel Lavado y Fernando Romero.

El Daño Cerebral Adquirido se caracteriza por causar discapacidad de forma repentina a más de 100.000 personas al año. Tras una lesión en el cerebro, como un ictus o un traumatismo craneoencefálico, las consecuencias pueden ser tan variadas como las propias funciones cerebrales; causando problemas físicos, cognitivos, en la comunicación, alteraciones sensoriales, emocionales y en la personalidad.

En España las personas con DCA se enfrentan a un panorama de recursos de atención insuficiente: existen unos 90 centros especializados en daño cerebral que ofrecen 4.426 plazas de las cuales 727 son públicas, 1.275 concertadas y 2.424 privadas. Además, la distribución de estas plazas es desigual dentro del territorio español, produciéndose una situación de desequilibrio en la atención según la Comunidad Autónoma de residencia. Familias de Canarias, La Rioja o Asturias, por ejemplo, se verán forzadas a trasladarse a otras zonas para poder optar a una rehabilitación adecuada, al no disponer de plazas públicas ni concertadas en su comunidad.

FEDACE, representa al movimiento asociativo del DCA y agrupa a 40 entidades territoriales de familiares y personas afectadas (10.500 socios). Entre sus objetivos figura concienciar a la sociedad y a la Administración sobre la importancia de crear una red de recursos y servicios sociosanitarios acorde con el número de personas que sufren una lesión cerebral y la gravedad y variedad de sus secuelas.

Archivada en:
Infórmate > Noticias
Servicios y Proyectos > Programas | Proyectos | Servicios Actuales > Intervención comunitaria > Día del Daño Cerebral Adquirido