Noticias 

FEDACE reclama una adecuada atención a las personas con daño cerebral durante la desescalada

FEDACE, representante del movimiento asociativo estatal de daño cerebral, exige garantizar durante la presente etapa de desescalada la adecuada atención a las personas con daño cerebral y sus familias, así como la necesaria protección a los profesionales que trabajan en su cuidado.

06/05/2020

Un gran reto de la desescalada se presenta en la recuperación de los servicios asistenciales y de rehabilitación de los centros de atención terapéutica para personas con daño cerebral. Estos centros sociosanitarios cumplen una doble función: por un lado trabajar en la mejora de las capacidades de las personas con daño cerebral y por otro liberar a sus familiares cuidadores -fundamentalmente mujeres- con el fin de que ellos puedan reincorporarse a su vida sociolaboral. El correcto desarrollo de la labor de estos espacios va a ser complicado tanto dentro del propio centro como en el transporte hacia los mismos, en el que influye la voluminosidad de las sillas de ruedas que muchas personas con daño cerebral requieren.

Por ello, FEDACE demanda el necesario abastecimiento de material de protección individual y de tests rápidos para todas las personas con daño cerebral y para su entorno familiar cercano, así como para los profesionales que les atienden. También solicita el desarrollo y puesta de marcha de un plan gradual de desescalada adaptado a las necesidades y características propias de los centros de atención diurna, el cual incluya, entre otros aspectos, servicios de apoyo emocional y psicológico a las personas con daño cerebral que hayan vivido situaciones traumáticas o de fallecimiento durante la pandemia.

No se debe olvidar que las personas con daño cerebral tienen un mayor riesgo sociosanitario que la mayoría de la ciudadanía, con una serie de derivadas clínicas y de dependencia que las hace mucho más vulnerables. Además, pese a la encomiable labor de telerrehabilitación y atención telefónica que han realizado los profesionales de las entidades, durante las semanas que han pasado desde la declaración del Estado de Alarma las personas con daño cerebral han sufrido un retroceso en su estado motor y cognitivo considerable debido a la falta de la adecuada continuidad en la rehabilitación presencial.

Archivada en: