Noticias 

© FEDACE | 24/04/2017 | Clara Dehesa y Raquel Montes, responsables de proyecto en FEDACE.

FEDACE y el CEADAC se reúnen para establecer protocolos de colaboración en un proyecto de intermediación laboral

  • El CEADAC colaborará en el nuevo proyecto de la federación Orientación e intermediación laboral a personas con DCA¸ que fomentará la inclusión comunitaria de las personas con DCA a través de la intermediación laboral.
  • El 72,64% de las personas con Daño Cerebral Adquirido tienen especial dificultad para volver a trabajar debido a su discapacidad. La primera consecuencia es que hasta el 59,10% de las personas con DCA en edad laboral ya no trabajan ni buscan empleo.

24/04/2017 | Madrid

Profesionales de la Federación Española de Daño Cerebral y del Centro Estatal de Atención al Daño Cerebral mantuvieron el pasado viernes una reunión para establecer protocolos de colaboración en el proyecto Orientación e intermediación laboral dirigido a personas con DCA. Este es un nuevo proyecto impulsado por FEDACE, con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de las ayudas del IRPF, que tiene por objetivo fomentar la inclusión comunitaria de las personas con Daño Cerebral Adquirido a través de la intermediación laboral.

El escaso conocimiento de la realidad del DCA, unido a la variedad y complejidad de sus secuelas, causa que hasta un 72,64% de las personas con Daño Cerebral Adquirido tengan dificultad para volver a trabajar. Así, de las 80.224 personas con DCA en edad laboral, el 23% se encuentra buscando trabajo; siendo la mayoría de estas personas jóvenes de entre 16 y 32 años. Tras una lesión cerebral los recursos sociales son tan necesarios como los sanitarios, y deberían de trabajar coordinados para ayudar a reconstruir proyectos de vida de las personas con daño cerebral.

Orientación e intermediación laboral dirigido a personas con DCA es un proyecto nuevo que inicia su fase piloto este año 2017. Los profesionales del CEADAC y de FEDACE activarán protocolos de derivación de usuarios entre las entidades para que, una vez superen la rehabilitación en el centro de referencia estatal, inicien un proceso de búsqueda activa de empleo. Este proceso estará acompañado por una profesional experta en inclusión social y laboral, que trabajará de forma personalizada con cada usuario a través de cinco fases:

  1. Inicio de colaboración con Centros de Rehabilitación en el proyecto.
  2. Valoración del perfil profesional y nivel de empleabilidad.
  3. Activación y seguimiento de itinerarios personalizados de inserción laboral.
  4. Acciones formativas.
  5. Programación de Talleres de Formación para la especialización de profesionales en la Preparación y en la Intermediación sociolaboral dirigida a personas con DCA.

Estas fases no se realizan de forma secuenciada, si no que están entrelazadas y, al tiempo que se trabaja con usuarios, se actuará en empresas con el objetivo de sensibilizarlas y apoyarlas para incluir a perfiles de personas con DCA en sus espacios de trabajo. El acompañamiento al usuario contempla, como valor diferencial del proyecto, el seguimiento y el apoyo a las propias empresas para favorecer la continuidad de los puestos de trabajo.

Según la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad; las personas con discapacidad tienen “derecho a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado en un mercado y un entorno laborales que sean abiertos, inclusivos y accesibles a las personas con discapacidad.” En el caso del Daño Cerebral Adquirido se debe tener en cuenta que, habitualmente, la persona con DCA trabajaba antes de la lesión, por lo que recuperar su posición laboral, o una similar, será uno de los primeros sus primeros objetivos de inclusión tras alcanzar la máxima rehabilitación funcional posible.

Archivada en:
Servicios y Proyectos > Programas | Proyectos | Servicios Actuales > Inclusión de personas con Daño Cerebral > Proyecto de orientación e intermediación laboral dirigido a personas con DCA