Testamento solidario

La solidaridad también puede dejarse en forma de legado. A través del testamento solidario es posible incluir en tu testamento a una o varias ONG, dejando una parte de tu patrimonio (herencia), o un bien concreto (legado), sin perjudicar a tus herederos legítimos.

La herencia se divide en tres partes. La legítima estricta, que va destinada a los herederos forzosos (habitualmente, repartida a partes iguales entre los hijos). El tercio de mejora, que se reparte como se desee entre hijos y descendientes, no necesariamente a partes iguales. Y el tercio de libre disposición, que el testador puede dejar a quien quiera: sea familiar o no. Pueden ser personas físicas o jurídicas y en esto incluye a las entidades sin ánimo de lucro. Sobre esta parte se puede decidir con libertad.

El sentido de tu legado

Tus bienes pueden transformarse en calidad de vida y futuro para las personas con Daño Cerebral Adquirido. Además de trabajar por los derechos de las personas con DCA y por informar y apoyar a los familiares desde que una lesión cerebral rompe sus proyectos de vida; trabajamos por mucho más. Mejorar la situación de atención estableciendo modelos y haciéndolos accesibles para todos. Promover la autonomía personal de las personas con daño cerebral para lograr que vivan con independencia, que se integren en la sociedad y que vuelvan al empleo. Ofrecer alternativas de ocio, formación y atención tanto a familias como a quien tiene daño cerebral. Mejorar el equipamiento de centros de las asociaciones federadas, aumentar su capacidad de servicios y desarrollar nuevos programas de atención.

El colectivo del Daño Cerebral Adquirido necesita apoyo para afrontar sus retos de futuro. Tu legado contribuirá a superarlos.

Si quieres colaborar con tu legado, contacta con nosotros.