La atención en planta

Una vez salvada la vida del paciente y superada la fase de inestabilidad, será trasladado a planta. Si está inconsciente el objetivo será dar tiempo al proceso de recuperación de conciencia evitando incidentes que compliquen el pronóstico, por lo que deberemos seguir a la espera. Si nuestro familiar comienza a recuperar la consciencia es probable que se muestre muy afectado y se comporte de manera rara y agitada. Estará desorientado y es posible que no nos reconozca.

¿Cómo actuar en este momento?

  • Pasar a planta requiere mayor actividad, tiempo y cuidado de la familia: debemos acompañar, vigilar, cuidar… y a veces complementar al personal sanitario de planta.
  • Sigue siendo importante todo el apoyo que podamos recibir.
  • Debemos evitar que nuestro familiar se haga daño; por ejemplo: que no se arranque sondas o que no se caiga de la cama.
  • Y, como desde el principio, paciencia. Vamos avanzando poco a poco. Si ya está consciente ya ha mejorado, pero mentalmente estará caótico. Debemos tranquilizarle explicándole y repitiéndole dónde está; aunque luego no lo recuerde o no nos haga caso.

¿Qué atención necesita una persona con daño cerebral en el hospital?

  • Atención específica, además de la atención general tendrá necesidad de la intervención coordinada de diferentes especialistas médicos y de enfermería. Mientras esté en el hospital es importante que sea evaluado, y tratado si fuera el caso, por todos los especialistas que su estado requiera.
  • Médico de referencia. Toda la intervención debe ser coordinada por un médico de referencia en su planta, generalmente un neurólogo o neurocirujano.
  • Información a la familia. La familia debe conocer al médico responsable, tenerlo identificado. Él es responsable también de informar a la familia y la familia debe trasladarle a él sus dudas.
  • No pasar nada por alto. En el daño cerebral ningún problema puede ser considerado menor y todo debe ser valorado por un especialista para evitar que al alta no tengamos que estar pendientes de primeras consultas o de valoración de lesiones.
  • La rehabilitación. Debe prescribirse iniciarse la rehabilitación lo antes posible. La rehabilitación como mínimo requerirá fisioterapia y orientación neuropsicológica (esté consciente o no) y, en ocasiones, logopedia. Esta rehabilitación es sólo el comienzo de una actividad de atención sanitaria que deberá continuar por tiempo prolongado.